Mi perro me desvirgó

por jazmin azul

En este relato cuento cómo me desviró mi perro pastor alemán.

Hola, soy una chica de 24 años que siempre ha sido muy, diriamos, morbosa, o por lo menos mas imaginativa que las otras chicas de mi edad…

Desde que recuerdo me han atraido las pollas, y no perdia ocasión de poder ver alguna otra, aunque era difi­cil. Lo mas facil era en casa, ya que tengo un hermano dos años mayor, y mi padre siempre ha andado en calzoncillos por casa, asi que no era difí­cil pillarles cambiándose o en el baño.

Enseguida empecé a liarme con chicos. Siempre fui a colegio mixto, y no era difí­cil perderse con algun chico. La primera polla que toque era de un tio de 15 años, y yo tenia 12. Nos liamos en una fiesta, y en una habitación de la casa, el tio se la saco después de que yo lo magreara. El chico me pidio que se la tocara, pero no quise pasar de alli.

Poco después empecé a enrollarme con chicos y a sobarles y dejarme sobar, pero cuando se pasaban un poco, los cortaba. Una amiga mia incluso ya habia follado, y decia que estaba muy bien, asi que me moria de ganas de probar. Estaba cansada de hacerme dedos. Otras chicas se habian metido bolí­grafos y zanahorias y eso, yo lo habia intentado, pero no habia pasado de meter tres o cuatro centí­metros. Me hacia daño.

Un dia estaba en casa sola, en mi cuarto, viendo unas fotos de tios en internet. Solamente “trasgo”, el perro de la familia, estaba tambien en casa. Yo nunca lo habia mirado como a un macho, lo mismo que a mi hermano. Me habia fijado en sus huevos y alguna vez le habia visto media verga empalmada, muy roja. Me gustaba verle, pero nada mas, como a mi hermano y a mi padre.

Ese dia yo estaba en mi habitación, con la puerta abierta, sentada en una silla ante mi ordenador y sobandome el coño. Trasgo entro y se sento mirándome. En un principio me corte, pero segui sobandome despacio, con el perro moviendo la cabeza observando mis movimientos. Yo me fije en sus huevos y en la funda de su verga. Los huevos los tenia grandes y negros, con vello pero sin pelos largos, y parecian bastante firmes, duros. La funda era clara (Trasgo es un pastor aleman), con pelos en la punta, donde se adivinaban gotas de meada y saliva.

Trasgo empezo a olfatear mis fluidos, y se acerco levantándose. Yo no me asuste, ya que conocia muy bien al perro. Le deje que me oliera, pero saco la lengua de improviso y me dio una lamida que me dejo helada. Un escalofrio me recorrio entera. Habia oido hablar de chicos que habian lamido la raja de amigas mias, pero a mi no me lo habian hecho. Senti como mi vagina se abria, como si un deseo enorme de sentirme poseí­da, incluso los labios parecian mas blandos, la lengua los abria sin problemas.

Quite las manos y me abri totalmente, dejando a Trasgo que me lamiera y oliera a conciencia. El perro parecia muy atraido por el nuevo olor, y yo no dejaba de sentir una serie de cosas que me estaban poniendo a mil. Me decidi a probar la dureza de sus huevos, y le lleve una mano alli. Trasgo se quedo quieto, dejo de lamerme, como extrañado. Le pase los dedos por los huevos con suavidad, para que no tuviera miedo. Parecia que le gustaba, y lo mismo ocurrio cuando fui recorriéndole la funda de la verga con los dedos, hasta la punta. Dentro parecia haber algo duro, y se lo sobe como si lo pajeara. Al momento vi como empezaba a asomar la punta roja, en forma de gancho, que ya habia visto otras veces.

Era muy roja, con venas, y continuaba desenfundando mas pedazo. Yo en la funda le notaba un bulto al final, que se iba desplazando, asi que le sobe con cuidado para no hacerle daño. Al final asomaban unos diez centí­metros, finos como un dedo (trasgo era un cachorro de tres años), muy humedos y con la punta muy afinada. Me imagine que entraria mejor que la de los tios, cuyos capullos eran mas gruesos y menos afinados.

NO se como lo hice, imagino que totalmente ida de lo caliente que estaba, pero me fui situando debajo de el a cuatro patas. El perro estaba parado, como mosqueado con mis movimientos. Cuando lo tuve encima me levante, de tal manera que su pecho quedo contra mi espalda, y su verrga a la altura de mi culo, aunque me tuve que abrir mucho de piernas. El perro mantenia la verga empalmada, pero no se movia, asi que se la agarre y me la dirigi a la entrada de la vagina. Como no se movia, yo controlaba como entraba. Me meti unos cuatro centí­metros sin problema, ya que estaba muy lubricada. Habia tenido pocas pollas dentro, incluso mucho mas gordas, pero aquella me ponia a cien.

Note como empezaba a hacer tope con algo. Mi himen se interponia en la clavada de trasgo, asi que el perro se quejo con un gemido por la presion que estaba ejerciendo con su verga en mi virgo. Un instante después parecio que se me abrieran las entrañas. El perro debio soltar algo de lubricante, de tal forma que entraba con mas suavidad. Note como los centí­metros de verga se abrian paso en mi coño. El perro, al notar la humedad y la presion, empezo a moverse torpemente, sacando la verga de un movimiento al desmontarme de golpe.

Me hizo daño, la verdad, y me queje, tocándome la raja. El perro se me tiro, literalmente, encima. Me entro desde atrás, y me pillo por sorpresa. Senti inmediatamente su verga en mi mano, buscando la entrada otra vez. La volvi a situar y controle la entrada con la mano. Entraba ya bastante bien. Estaba dejando que me metiera la verga, cuando deduje que ya no quedaria mucho. Enseguida la funda hizo tope con mi conejo.

El perro empezo a pegar unas enculadas muy fuertes, y yo me lo estaba pasando en grande. Cada vez me sentia mas a gusto, con la vagina a punto de explotar. Me la sobe con los dedos y me quede alucinada de lo abierta que la tenia. La verga habia crecido, y su grosor no podia abarcarlo con mis dedos. El conejo empezaba a dolerme, y me sentia llena de polla y de liquidos, e intente zafarme del perro. Trasgo noto que me empezaba a mover y me agarro mas fuerte con sus patas delanteras por la cintura, metiendome su rabo con mas rapidez todaví­a. En unos instantes el coño me empezo a hacer daño de verdad, incluso cuando el perro dejo de moverse tras la corrida, ya que note como la vagina volvia a dilatarse un poco, tanto por la bola que me habia dejado dentro como por la lechada que me habia soltado.

Yo sabia que se quedaban enganchados, pero me asuste un poco. Trasgo lo noto y me desmonto pasándome una pata por encima. Nos quedamos enganchados culo con culo, y me hizo un daño inmenso. Me queje y el se asusto, asi que intento zafarse en el momento. Llego incluso a arrastrarme, el cabron, con el boton dentro de mi coño, hasta que se solto haciendo un ruido como de vacio. Yo casi pierdo el sentido del dolor que tenia. Pasados unos momentos me recupere un poco, llevándome las manos al coño. Lo tenia tan abierto que se veia un agujero perfectamente en el centro. Lo tenia muy dilatado, y me rezumaban continuamente fluidos, que deduje que seria semen y lubricante del perro. Trasgo se lamia la verga en el suelo de la habitación. Como habia crecido. Mediria unos 20 cms, y la bola me parecio enorme. Nunca habia visto una verga tan grande.

Pase mucho miedo pensando en que el coño se me quedaria ya abierto, pero al cabo de unos dias ya me encontraba bien del todo, parecia que no habia pasado nada. Me estuvo saliendo semen del perro unos dias por la vagina. Me encontraba las bragas mojadas de esperma, que casi delatan mi aventura a un amigo con el que folle poco después.

Os lo contare otro dia…

This entry was posted in Zoofilia and tagged . Bookmark the permalink.

17 Responses to Mi perro me desvirgó

  1. alexvit says:

    No se si creermelo pero ta guappo si te apetece desvirgar a un tio dejame un mensaje o agregame en el mes y hablamos

  2. alexvit says:

    bara abajo

  3. wilfred says:

    Quiesiera ser tu amigo que dices

  4. yhonatan says:

    Megutaria ser ese perro

  5. Juancho says:

    Quisiera ser ese pero para hacerte de todo cuando quieras

  6. kevin says:

    hola me encantaria tener tu amistad espero aceptes

  7. wali says:

    hola que bueno lo vivido , te cuento que la pasaras muy bien y rico mi novia disfruta de su perro aveces lo hacemos los tres ahora lo esta provando mi cuñada y se pone muy loca cuando la cojemos y mi suegra todavia no se anima pero en cualquier momento cuando me la este mamando mi gorda dejara entrar el perro y fiestita. escribime a mi correo asi nos contamos todo . besos.

  8. gerard says:

    hummmm eso suena genial… kiero conocer chicas q tengan curiosidad escribanme

  9. Ola mandame unos foto tuyas con el prro cuando estas en el acto para saber de ti says:

    Me gusta

  10. dog100 says:

    como quisiera aber estado hay

  11. franco says:

    Quiero amigas

  12. franco says:

    Que tengan historias muy calientes

  13. ismael says:

    Mandame tu comentario y si tienes algun video

  14. adriana says:

    Adriana Lisbeth Narváez Cote
    Creo que debo empezar mi relato mencionando que soy una joven Salesiana, mi nombre es Narváez Cote, Adriana Lisbeth, actualmente tengo 22 años, nunca he tenido novios y no es porque sea fea, en el liceo me acosaban los chicos pero de verdad nunca me han llamado la atención. A los 15 años veía una telenovela con una de mis primas que se había quedado a dormir en casa esa noche y se estaban dando un beso espectacular, ante esto mi prima me pregunta si alguna vez me habían besado a lo que conteste que no pues era la verdad le devolví la pregunta y me dijo que tampoco, entonces me propuso que porque no lo hacíamos para ver que se sentía, sin contestarle se fue acercando a mis labios e inocentemente los rozamos, fue algo que erizo mi piel, le dije que las muchachas en la escuela hablaban de que había que tocarnos y chupar la lengua entonces fui yo quien con mas decisión la bese y enrosque su lengua contra la mía, de verdad que fue grandioso, algo nuevo recorría mi cuerpo y note como a ella se le erizaba toda la piel al igual que a mi, nos preguntamos mutuamente que habíamos sentido y la respuesta fue que algo grandioso y electrizante.
    Esa noche no paso nada mas pero si quedo en mi esa llama de pasión y placer para mi antes desconocido. Desde ese momento sentí deseos de estar con mi prima y no veía el momento de que volviera a casa para tratar de repetir la experiencia hasta que el siguiente fin de semana le propuse quedarse nuevamente. Mi cuarto queda en un segundo piso, mis padres en el cuarto de abajo, así que no había problemas en que subieran, cosa que no acostumbraban a hacer una vez que se despedían hasta el día siguiente con un beso y la bendición.
    Mis pensamientos giraban en torno a una clase de educación sexual donde nos habían hablado sobre la masturbación y de verdad a esa edad nunca la había practicado pero si tenia una inmensa curiosidad. Cave destacar que siempre estudie en un liceo de Monjas Salesiana. Esa noche le hable sobre el tema a mi prima quien me dijo que ella si lo hacia con frecuencia y me explico como hacerlo, lo hice torpemente y ella se ofreció a ayudarme, nos desnudamos completamente y allí, con la luz que daba el televisor pude ver con detalles su vulvita sin pelitos, igual a la mía, apenas teníamos 15 años, pero si muy blanca y abultada, eso me excito muchísimo, mis pesoncitos se pusieron tiesos y note que los de ella también, nos acostamos en mi cama , me pidió que abriera mis piernas y poco a poco fue acariciando mi clítoris, muy dulcemente, aun lo recuerdo y me mojo completamente, luego llevo una de sus manos hasta mis téticas pequeñitas para la edad y con gran suavidad las acaricio, luego por instinto metió una de ellas en su boquita y las chupo largamente mientras seguía dándome caricias en mi sexo ya no podía del placer, emoción, y algo de miedo y tuve el orgasmo mas maravilloso de toda mi vida, el primero que otra persona me ha producido, luego desmayada del placer me quede acostada mientras acariciaba mis cabellos largos, luego me pidió que lo hiciera con ella, trate de imitar y hacer lo mismo que ella había hecho conmigo, creo que eso fue lo que me marco hasta esta edad, sentir su sexo en mi mano, sus pezones entre mi lengua, sus lengua entre la mía, que rico, de verdad, es lo que mas me ha gustado en estos 20 años.
    Me enamore como una tonta de mi prima y lo seguimos practicando cada vez que podíamos y teníamos la oportunidad hasta cuando cumplimos 16 años, me gradué de bachiller y por medio de una beca tuve que viajar a caracas a estudiar en una prestigiosa universidad (UCV). Fue triste e impactante la despedida, de allí mensajes, correos, llamadas pero ya no era lo mismo. mis padres me pidieron de regalo de cumpleaños un viaje para visitarlos y fue como pude rehacer los primeros placeres sexuales, 15 días a su lado, inenarrables pero que de seguro les contare en privado, mi prima se había desarrollado muy bien, sus senos habían crecido mas que los míos, blanquísimos y rosaditos sus pezones, su vulva muy depilada pero bastante abultada al contrario de mis senos medianos y cuquita, como ella le decía, algo pequeña.
    Recuerdo como nos tomamos fotografías desnudas, besándonos, en poses sensuales que aun guardo secretamente en mi PC. me comento que tenía novio aunque no se olvidaba de nuestras experiencias. Yo, como les decía al comienzo, no quiero nada con chicos, me reviento de las ganas de estar con una chica de mi edad o menor que yo, pero me ha sido imposible porque no he conseguido con quien, entablar una relación, ahora en la universidad he tratado de indagar a alguien que tenga mis mismas inclinaciones pero me ha sido difícil, y mas ahora que estoy por viajar al exterior, y una no puede insinuarse ya que te miran con malos ojos, enseguida te tirdan de lesbiana y aunque se que eso es lo que por ese camino voy debo disimular, todo por lo que puedo perder por solo un arrebato sexual, como quisiera encontrar una amiga, una compañera que calme mi sed de sexo tal como lo hacia mi prima, en todo este tiempo me he dedicado a coleccionar fotografías reales que me envía mi prima de sus amigas en San Cristóbal, tariva y en otras partes del continente, me fascinan donde aparecen chavalas sin vellos púbicos, con los senos apenas desarrollándoseles y sobre todo en pleno acto sexual, ver fotos y videos donde se besan me apasionan y encienden, suelo encerrarme en mi cuarto a pasar horas enteras sumergida en esas fotos masturbándome una y otra vez, pero no es lo mismo que hacerlo directamente.

  15. andrea fierro says:

    yo kiero un perro asy

  16. perro says:

    Hola Mamasita me gustaria hacerte mil cosas me gusta coger mucho

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>